Noticias

 Colegio dio bienvenida a 87 nuevos miembros

En una sesión solemne, la Junta Directiva del Colegio de Ingenieros Agrónomos, presidida por el Ing. Agr. Jaime Rojas Trejos, juramentó 87 nuevos miembros, graduados en ingeniería agronómica, zootecnia, gestión ambiental, ingeniería forestal, salud ambiental, producción animal, manejo de recursos naturales, fitotecnia, agronegocios, administración de empresas agropecuarias y agroindustria.

La ceremonia se llevó a cabo el viernes 8 de diciembre, en la Sede Central del Colegio. El Ing. Rojas felicitó a los nuevos colegiados, a quienes auguró éxitos en el ejercicio de la profesión. “Quedan habilitados para ejercer en cada uno de sus campos, cuentan con el respaldo legal y del Colegio”, expresó.

El Ing. Rojas también aprovechó el espacio para instar al grupo de nuevos miembros a capacitarse y actualizarse permanentemente. “Los grandes retos en el sector agropecuario, forestal y ambiental nos exigen buscar la superación profesional y ejercer apegados a la ética. En el ejercicio profesional habrá tropiezos, pero no nos desanimemos, los agricultores y el país nos necesita”, expresó.

Entrega de reconocimientos

En el marco de Juramentación de nuevos miembros, el Colegio de Ingenieros Agrónomos hizo entrega de los reconocimientos: Medalla al Profesional Joven del Año y Dedicado Juramentación Diciembre 2017. Con dichos reconocimientos distinguió a dos profesionales de trayectoria destacada en diferentes áreas de ejercicio profesional, que son ejemplo para las nuevas generaciones.

Dedicado de la Juramentación

Ingeniero Agrónomo Nelson Brizuela Cortés

En 1978 se graduó como Ingeniero Agrónomo con especialidad en Economía Agrícola en la Universidad de Costa Rica. Cursó estudios de postgrado en Planificación del Desarrollo Rural Regional Integrado, en el Centro de Estudios de la Colonización, Rehovot, en Israel en los años 1979-80. En 1996 se graduó como Magíster Sciencitae en Gestión

de Recursos Naturales y Medio Ambiente, con énfasis en Estudios de Impacto Ambiental en la Universidad de los Andes, Mérida Venezuela. Ha laborado en importantes proyectos de desarrollo del país, concentrando su actividad en los últimos veinte años en el Proyecto de Riego Arenal Tempisque en la Provincia de Guanacaste.

Reconocimiento mundial

La vasta y exitosa trayectoria del Ing. Brizuela Cortés en el deporte del taekwondo fue coronada con la máxima distinción de Miembro del Salón de la Fama del Taekwondo, en una ceremonia realizada en New York, EEUU el 21 de setiembre del presente año.

Hacerse acreedor de este reconocimiento mundial le significó 46 años de entrega y duro entrenamiento que comenzó en 1971, cuando siendo estudiante del Colegio Saint Clare tuvo la oportunidad de participar en un festival deportivo donde el Maestro Sunichi Kobayashi presentó una exhibición de karate. “Desde ese día mi vida está vinculada con las artes marciales, primero al karate y más tarde al taekwondo. Desde ese día aprendí de mi Maestro que siempre hay una oportunidad y que los éxitos solo se obtienen con mucha práctica y disciplina”, expresó Brizuela.

Desde entonces, empezó a entrenar tres veces al día para vivir su propia experiencia, sin límites.

Trayectoria

En el año 1973, su amigo Alejandro Lee lo invitó a practicar taekwondo, disciplina de alta exigencia que despertó su ilusión, pasión y entrega convirtiéndola en una meta en su vida.

En los años siguientes su ascenso en taekwondo fue notorio. En su currículo destaca su participación en 4 Juegos Panamericanos: Mar de la Plata Argentina, en 1995; Winnipeg Canadá en 1999, Santo Domingo República Dominicana en el año 2003 y Río de Janeiro Brasil en el año 2007. Además, 5 Campeonatos Mundiales: New York, 1993, Edmonton Canadá, 1999, Garmish- Partenkirchen, Alemania, 2003, Madrid España, 2005, Beijing China 2007; y 1 Copa del Mundo por Equipos en Bankgok Tailandia en el año 2006.

Su trayectoria también incluye un capítulo como referee panamericano e internacional, con un reconocimiento como uno de los mejores árbitros del mundo. Arbitró en diferentes campeonatos panamericanos, campeonatos mundiales y en las olimpiadas de Londres 2012. Fue referee invitado en las Olimpiadas de Beijing, China, en el año 2008.

El nombre de Nelson Brizuela también está impreso en el desarrollo y dirección del taekwondo costarricense, a nivel nacional e internacional. Fundó la Asociación Costarricense de Taekwondo de la cual fue su primer Presidente. En 1983, junto a otras destacadas figuras de esta disciplina, logró su reconocimiento ante la Federación Mundial de Taekwondo.

Como Presidente de Asociación llevó a la Selección de Costa Rica a competencias internacionales, entre las que destaca el 7º Campeonato Mundial de Taekwondo en 1985 en Seúl Corea, donde alcanzó el 14 lugar de de 61 países representados.

 El Maestro

El taekwondo también vinculó al Maestro Brizuela al mundo de la enseñanza. En 1977 impartió sus primeras clases en la Academia MooDukKwa. Desde entonces, por sus manos han pasado muchos estudiantes que hoy cosechan triunfos en el ámbito deportivo y profesional. Ellos lo llenan de orgullo y satisfacción.

En 1978 fundó la Academia de Taekwondo NBC en Liberia, para fomentar el taekwondo entre niños y jóvenes. “Este deporte es disciplina, mucha práctica y confianza; es un medio que nos permite ver y alcanzar las oportunidades que siempre están ahí, esperando a quienes quieran superarse como deportistas, como profesionales y como seres humanos”, expresó.

A sus 64 años de edad, Nelson Brizuela continúa transmitiendo sus conocimientos a todos quienes buscan una oportunidad. “Como el taekwondo la agronomía es un ciclo de oportunidades que se deben aprovechar y metas que se pueden alcanzar con disciplina, mucha práctica y confianza”.

Con palabras motivadoras, instó a los nuevos colegiados a apoyar el Colegio. “Es un honor pertenecer a este Colegio de grandes profesionales que abrieron camino y aportaron al desarrollo del país.

El Colegio nos da el respaldo para ejercer la profesión y desarrollar proyectos que nos abran nuevas oportunidades; estamos listos para levantar la mano. Adelante colegas”, concluyó.

 Medalla al Profesional Joven del Año

Mario Arias Quirós tiene 34 años, es Ingeniero Agrónomo y fue nombrado como el Profesional Joven del año. 

Egresado del Tecnológico de Costa Rica en el 2012, inició su carrera en la empresa Del Monte, como supervisor de asistencia técnica.

Actualmente trabaja en el Instituto Nacional de Seguros, como gestor de aseguramientos en cultivos tropicales, con el enorme reto de fortalecer el sistema de seguros agrícolas para apoyar a los agricultores. “Lo que hago es porque me gusta, porque quiero ayudar a los productores y al país”, expresó.

Agradeció a Dios, a su familia y especialmente a sus padres que fomentaron su amor por el campo. “El agro pasa por tiempos difíciles, mientras los costos de producción son muy altos, los precios de los productos son muy bajos; no se está dando el relevo generacional, nosotros podemos ser el estabón para el avance del agro, tenemos el conocimiento para sacar adelante el sector y el país”, concluyó.

Agricultura: tecnología,diversificación y presupuesto

El potencial de los sectores productivos, su crecimiento y capacidad generadora de divisas, de la mano de un sistema tributario eficiente, garantizan la buena salud de las finanzas públicas y por extensión, los recursos necesarios para el sostenimiento de la inversión social, reinversión productiva, de infraestructura y reservas para los tiempos difíciles.

Esta premisa, ampliamente aceptada se tambalea sobre la cuerda floja, según estadísticas oficiales, relacionadas con el entramado productivo agrícola costarricense por un lado, y el manifiesto desinterés institucional hacia el sector, que se evidencia en la asignación presupuestaria por otro.

La confirmación de que las exportaciones del sector agrícola no dejaron de crecer durante los últimos cuatro años, según cifras de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER), son una muy buena noticia. Sin embargo, esos números alentadores no deben oscurecer la lectura “entre líneas” de ciertas tendencias negativas presentes en las mismas estadísticas de PROCOMER, así como tampoco, ignorar los riesgos que representa la concentración del ingreso desde algunas áreas productivas o, en el caso de la agricultura, en uno o dos cultivos.

Editorial de la Revista Germinar, Edición 22, octubre 2017.   Documento completo aquí.  

Ética y valores en la agricultura

En momentos cuando la humanidad se debate en serios y profundos problemas y dificultades de diferente naturaleza y magnitud, que se manifiestan en severas crisis de alcance mediático, coyuntural y también permanentes en su duración, intensidad e impacto, el tema de la ética, la moral y los valores adquiere especial relevancia y significado, virtud de su trascendencia y decadencia. Hoy día la situación de los valores es muy crítica y preocupante en Costa Rica, dejando grandes dudas sobre su resolución y posible retorno a patrones otrora considerados como normales y aceptables.

La desidia, el conformismo, la indiferencia, la comodidad personal y el desinterés en sus consecuencias y resolución, alimentan el escepticismo, fortalecen día a día los antivalores y con ello agravan la situación.

Los valores ciertamente no están en crisis pero sí quienes los aplican y hacen respetar. Algunos colocan apocalípticamente la pérdida de valores como una verdadera “crisis de la crisis”, que obliga ejecutar todas las acciones y medidas posibles que nos hagan creer y tener esperanza.

Artículo de opinión del Ing. Agr. Marco A. Chaves Solera, publicado en la Revista Germinar, Edición 22, octubre 2017.   Leer documento completo aquí.  

La Península de Osa abre nuevas rutas al bienestar y al

desarrollo rural

A simple vista, la Península de Osa es una especie de paraíso en el sur del país. Sin embargo, tras esa apariencia, subyacen serios conflictos sociales y económicos que afectan a cientos de familias, que aunque dueñas de tierras y bosques, en la práctica no tienen los medios económicos para alcanzar niveles adecuados de bienestar y desarrollo.

El problema en la península no es nuevo, pero se agudizó a partir del año 2000, a raíz de las barreras impuestas al aprovechamiento forestal. El bosque otrora generador de recursos para complementar los medios de vida de las familias rurales de la zona, dejó de ser una alternativa para sus propietarios y se convirtió literalmente en su enemigo. “Todo fue prohibido por lo que no tuvimos otra opción que robarnos nosotros mismos lo que nos pertenecía y vender ilegalmente nuestra propia madera, árboles caídos de nazareno se aserraban y se vendían al margen de la ley, ahí empezó el juego de la tala ilegal, fomentado por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), incluso dentro del área protegida”, afirma Isidro Mora, propietario de bosque, hoy Presidente de Asociación de Manejo de Bosques de Osa (AMAOSA).

Frente a los problemas de abandono, desempleo y escasas oportunidades generadoras de ingresos, instituciones estatales, academia, empresa privada, organizaciones de campesinos y profesionales, hoy reman juntos hacia iniciativas que puedan ser opción de vida para los habitantes de estas comunidades rurales. La primera a la que intentan sacar partido, es el aprovechamiento sostenible de los bosques, liderada por la administración de la Reserva Forestal Golfo Dulce (SINAC) y la Escuela de Ingeniería Forestal del Tecnológico de Costa Rica; la segunda es la estrategia denominada PROLOS, impulsada por el Instituto de Desarrollo Rural y que apunta al desarrollo de proyectos agrícolas.

Artículo publicado en la Revista Germinar, edición No. 22, octubre 2017.  Leer documento completo aquí. 

Elecciones

Enero 2018




 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Prev Next