¿Quienes Somos?

Posted in Colegio

Somos un ente público no estatal, con personería jurídica y patrimonio propio, creado para ejecutar, fundamentalmente, labores de control y supervisión del ejercicio profesional en el campo de las ciencias agropecuarias,  forestales y gestión ambiental, en protección y beneficio de los usuarios de los servicios brindados por los profesionales de dichas ciencias.

Nuestra Misión

Somos un ente público no estatal, conformado por profesionales de las Ciencias Agropecuarias, Forestales y Gestión Ambiental, generador de servicios de calidad y credibilidad para la sociedad y sus agremiados.

Nuestra Visión

Organización fuerte, moderna, que fiscaliza, apoya y guía con transparencia a sus agremiados y protege los intereses de la sociedad con servicios de calidad y credibilidad en el ámbito agroalimentario, forestal y ambiental.

Historia

Desde la época precolombina Costa Rica ha sido un país de vocación agrícola. Como lo señaló el historiador Oscar Aguilar Bulgarelli “…no existiría Costa Rica como nación, si no fuera por su vida agrícola, pues la vida campesina le imprimió un sello indeleble al costarricense…”

Con la agricultura, desde el cacao, café, banano y hortalizas, hasta los productos agrícolas de hoy día, se formó el Ingeniero Agrónomo, los profesionales en Ciencias Agrícolas que dieron vida al Colegio de Ingenieros Agrónomos de Costa Rica, cuyo primer antecedente, según el Ingeniero Agrónomo Alvaro Jiménez Castro, se remonta a 1890, cuando se constituyó la Sociedad de Ingenieros Costarricenses.

Sobre este proceso, en el Libro de Oro del Colegio “Medio Siglo de Contribución al Progreso Nacional 1941-1991”, el Ing. Jiménez Castro dice lo siguiente:

“En 1903 y por medio de un Decreto del Gobierno, se funda la Facultad Técnica de la República, a la cual se incorporaban los profesionales graduados en los Estados Unidos y en Europa en ingeniería y agricultura; a esta Facultad pertenecieron los primeros ingenieros agrónomos y posteriormente, se transformó en la Facultad de Ingeniería, dentro de la cual estaba la Sección de Ingenieros Agrónomos, de la que formaron parte los pioneros de la profesión agronómica. Debe hacerse notar que la Facultad de Ingeniería, además de las funciones propias de un colegio profesional, reconocía los títulos extendidos en el exterior, antes de la creación de la Universidad de Costa Rica.

Como corolario de la creación de la Universidad de Costa Rica en 1940, el Lic. Luis Demetrio Tinoco Castro, Secretario de Estado en el Despacho de Educación Pública en ese entonces, propició la creación de los colegios profesionales de las carreras que comenzó a impartir dicha Universidad. Fue así como por medio de la Ley No 30, del 20 de diciembre, 1941, se creó el Colegio de Ingenieros Agrónomos.


En 1967 y por Ley No 3855, del 6 de abril se promulgó una nueva Ley Orgánica del Colegio de Ingenieros Agrónomos. Finalmente, por Ley No 7221, del 6 de abril, 1991, se promulgó la Ley Orgánica del Colegio, actualmente vigente”.

La evolución del  sector agropecuario, sumado a la relevancia que ha tomado la protección de los recursos naturales, han hecho nacer en el país nuevas carreras profesionales, de las cuales algunas han quedado cubiertas por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Costa Rica.   De esa forma, en la actualidad el Colegio cobija  a los profesionales de las siguientes carreras:

 

 

*Administración de Empresas Agropecuarias
*Economía Agrícola
*Ingeniero Agrónomo-Fitotecnista
*Ingeniero Agrónomo-Generalista
*Ingeniero Agrónomo con otros énfasis
-Ingeniero Agrónomo-zootecnista
*Ingeniero Forestal
*Profesionales en Ciencias Agrícolas y Recursos Naturales
*Profesionales  en Conservación de Recursos Naturales
*Gestores Ambientales.
*Ingenieros en Biotecnología.

Imagen Institucional

Este es el primer emblema que tuvo el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Costa Rica, del cual se tiene registro.   Representa un arado de vertedera  y aparece en los primeros carné de los miembros de la Institución

 

 

En 1955 la Junta Directiva se dio a la tarea de buscar un nuevo emblema para el Colegio.
Por aquellos años  el Ing.  Alvaro Jiménez Castro, leía una obra sobre mitología griega en la que se relata la leyenda de la disputa Palas Atenas (Minerva) y Poseidón (Neptuno), la cual le sirvió  inspiración para el Escudo del Colegio, que se asemeja a la figura de un escudo de armas utilizado para designar provincias.   Tiene el símbolo TT (PI),  que proviene de la inicial de las palabras de origen griego "περιφ?ρεια" (periferia) y "περ?μετρον" (perímetro) de un círculo. Se emplea frecuentemente en Matemática, Física e Ingeniería.  Forma parte del Escudo las ramas de  olivo que representan la paz, y en religión judeo-cristiana el olivo cultivado simboliza la abundancia.  En texto utilizado es  “Colegio de Ingenieros Agrónomos” y dentro del círculo “Costa Rica”.  El color empleado es el verde oscuro, que simboliza la naturaleza por excelencia y el dorado, que  se asocia con el sol, la abundancia  y el poder, así como con la sabiduría y los conocimientos.A partir de 1956,  en os Certificados de Incorporación se otorgaron aparece este Escudo.

 

Con motivo del 70 Aniversario del Colegio se  creó el  primer logotipo del Colegio de Ingenieros Agrónomos, que mantiene el Escudo  de 1956, pero incorpora otros elementos que  evidencian la  apertura a los profesionales de otras carreras como los forestales y gestores ambientales.     Se utilizó en todo documento del Colegio en el año 2011.

 

 

En el año 2012, se creo el primer logotipo del Colegio de Ingenieros Agrónomos, con el objetivo de desarrollar el concepto general de imagen visual corporativa y generar las disposiciones de uso y aplicación a los distintos materiales promocionales de la entidad

Se mantiene los mismos elementos del Escudo, pero con aire de modernidad, empleando una circunferencia insinuada por medio de las hojas de olivo como marco para el logotipo,  símbolo de unidad, perfección y protección. También se incluye un motivo más abstracto de hojas, que acompaña a la letra pi, que en conjunto asemejan la figura de un árbol, como símbolo de estabilidad, crecimiento y fertilidad.  La paleta utilizada cuenta con un verde de baja intensidad (olivo) y la temática natural, y se conserva el acento en tonos de verde claro. La tipografía seleccionada resalta la solidez y estabilidad del Colegio.

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Prev Next